Estás en: CEI > Especialidades > Gingivitis
Especialidades
Ofrecemos un sistema coordinado de tratamientos presentando soluciones globales para su boca.
  • Implantes Dentales
  • Implantes sin cirugía
  • Implantes de Carga Inmediata
  • Implantes Post-Extracción
  • Técnica 3 en 1
  • Implantes por Ordenador
  • Técnicas de Aumento Óseo
  • Blanqueamientos
  • Carillas Estéticas
  • Coronas de Porcelana
  • Puentes
  • Endodoncia
  • Gingivitis
  • Periodontitis
  • Obturaciones
  • Ortodoncia
  • Reconstrucción de la Sonrisa
  • Gingivitis
    Definición
    La gingivitis es una inflamación de la encía localizada en el margen próximo al diente. La encía se ve enrojecida o amoratada, ligeramente inflamada y sangra con facilidad, sobre todo al comer o cepillar los dientes.
    Generalidades
    Gingivitis generalizada
    Se trata de un proceso reversible, originado mayoritariamente por la placa bacteriana, aunque también puede estar causada por factores hormonales, medicamentosos o ciertas alteraciones del estado general del paciente.

    También suele ser frecuente la gingivitis en los casos de coronas o “fundas” mal ajustadas, que producen una irritación mecánica que inflama la encía.

    Puede presentarse localizada en un solo diente, en varios o de forma generalizada en toda la boca.
    La gingivitis es una respuesta inflamatoria de la encía a cualquier estímulo irritante, mayoritariamente al acúmulo de placa. Si la gingivitis no se trata de manera eficaz, puede derivar en una periodontitis, tornándose un proceso irreversible.
    Cómo se detecta
    El diagnóstico de la gingivitis es sencillo, ya que los síntomas son visibles con facilidad:
    - Encía inflamada, enrojecida y en ocasiones con la forma de la encía alterada.
    - Sangrado al cepillarse los dientes e incluso al comer.
    - Dolor y sensibilidad en los dientes.
    - A veces se asocia al acúmulo de placa o sarro, que suele ser la causa más frecuente, si bien en ocasiones puede estar producida por factores medicamentosos o del estado general del organismo, como el embarazo, por ejemplo.
    Tratamiento
    Gingivitis leve. estado previo
    a limpieza bucal.
    Situación posterior a la
    limpieza bucal.
    En la mayoría de los casos, la gingivitis está producida por la placa bacteriana. Una falta de higiene o una higiene deficiente en ciertos sitios de la boca, provoca que la placa se acumule y la cantidad de bacterias sea tan elevada que la encía responde con una reacción inflamatoria. La respuesta inflamatoria, al igual que sucede en la periodontitis, es una respuesta a las bacterias. El organismo, en su intento de combatir la gran cantidad de bacterias, libera una serie de mediadores que inducen a las células defensivas a acudir a la zona inflamada, como los leucocitos, linfocitos, macrófagos, monocitos, etc.

    Cuando la boca está limpia, existe un equilibrio en la flora bacteriana y por lo tanto no hay inflamación. De modo que la respuesta inflamatoria sólo se da cuando el equilibrio de altera. El organismo por sí mismo, no es capaza de eliminar los depósitos de bacterias calcificados o sarro, muy adherido al esmalte dental. Tampoco es capaz de hacerlo el paciente con cepillado dental exhaustivo. Únicamente el facultativo a la higienista dental pueden eliminar la placa bacteriana adherida al esmalte mediante aparatos especiales como las curetas o las puntas ultrasónica. Una vez eliminada la placa, los dientes han de ser pulidos para evitar que la placa se acumule con demasiada facilidad. Tras la limpieza bucal, se suele instruir al paciente para que aprenda técnicas de cepillado y de higiene oral correctas, de modo que la gingivitis no vuelva a producirse. Además de la limpieza profesional, en ocasiones se suele recomendar un colutorio con antiséptico como coadyuvante, bien de forma ocasional o permanente.