Estás en: CEI > Especialidades > Endodoncia
Especialidades
Ofrecemos un sistema coordinado de tratamientos presentando soluciones globales para su boca.
  • Implantes Dentales
  • Implantes sin cirugía
  • Implantes de Carga Inmediata
  • Implantes Post-Extracción
  • Técnica 3 en 1
  • Implantes por Ordenador
  • Técnicas de Aumento Óseo
  • Blanqueamientos
  • Carillas Estéticas
  • Coronas de Porcelana
  • Puentes
  • Endodoncia
  • Gingivitis
  • Periodontitis
  • Obturaciones
  • Ortodoncia
  • Reconstrucción de la Sonrisa
  • Endodoncia
    Definición
    La endodoncia o “tratamiento de conductos” es el tratamiento por el cual se elimina el tejido infeccioso del interior del diente, se sella, y trata de evitar que se propague la infección al hueso circundante y a los dientes próximos.
    Generalidades
    La pulpa es el tejido que se encuentra en el interior de los dientes y hace de ellos órganos vivos y sensibles a ciertos estímulos. Se compone de vasos sanguíneos y nervios sensitivos, que comunican al cerebro sensaciones dolorosas. Cuando un diente comienza a doler, se debe a una irritación de la pulpa por un estímulo mecánico, térmico, infeccioso, químico o traumático. Cuando el dolor es leve o pasajero no hay problema. Si el dolor se intensifica o persiste, nos encontramos ante una pulpitis, que suele ser reversible, y eliminando el estímulo que la provoca suele remitir; por ejemplo, un diente con una caries de pequeño tamaño puede provocar molestias al beber algo frío o comer alimentos con mucho azúcar. Pero si el dolor es muy intenso y persistente, nos encontramos ante una pulpitis irreversible.
    Esquema de la vascularización
    e inervación de los dientes
    Cámara pulpar y conductos
    radiculares
    Cuando los vasos sanguíneos del interior del diente se inflaman, aumenta la presión en el interior del diente y el nervio transmite una sensación muy dolorosa. El diámetro de los vasos sanguíneos aumenta y colapsa el orificio de entrada de la pulpa en el interior de la raíz. El diente queda entonces sin riego sanguíneo (isquemia), ya que la sangre, poco a poco, deja de circular en el interior del diente. Al quedarse sin riego sanguíneo y por lo tanto sin oxigenación, la pulpa se necrosa, provocando una infección o gangrena, que se extiende poco a poco por el hueso que rodea al diente.

    Al principio, mientras el diente está aún vivo, el dolor es intensísimo, hasta que el tejido pulpar del interior del diente se necrosa por completo, de modo que deja de doler, pero la infección persiste, y si no se trata se puede extender.

    El tratamiento de conductos o endodoncia consiste en eliminar por completo el tejido pulpar afectado, lo antes posible, para evitar que la infección se propague. Si la endodoncia se realiza en un estadío precoz de la inflamación del diente, mejor será el pronóstico. Si la infección ya se ha propagado, más difícil será de controlar.
    Indicaciones
    Las causas mas frecuentes por las que se realiza una edodoncia son:
    -Caries de gran tamaño.
    -Fractura coronaria que afecta a la pulpa dental.
    -Desgaste excesivo de los dientes por bruxismo u otras causas.
    -Por motivos restauradores.
    Procedimiento
    La endodoncia comienza cuando se detectan los síntomas de necrosis pulpar, bien en la fase aguda (dolorosa) o en la crónica (tras cesar el dolor). En la fase aguda es preciso emplear anestesia. En la fase crónica, una vez necrótica la pulpa, no es preciso anestesiar, ya que las terminaciones nerviosas del interior del diente ya no son funcionales por la “muerte pulpar”.
    La primera fase consiste en la total eliminación de la caries del diente, en caso de que fuera ésta la causa del proceso infeccioso, que suele ser lo habitual. Otras causas menos frecuentes de endodoncia, además de las caries de gran tamaño, son las fracturas dentales por traumatismos o por desgaste progresivo de los dientes.
    Lima de endodoncia
    Lima en el interior del canal
    radicular
    Una vez limpio el diente, el segundo paso es acceder a la pulpa a través de un orificio practicado en el centro del diente. De esta forma se accede a los canales que atraviesan la raíz y donde se alberga el tejido nervioso causante del dolor. Esta fase se denomina apertura cameral.

    La tercera fase trata de limpiar por completo el canal radicular. Para ello, se emplean unos instrumentos específicos denominados limas, de diferentes diámetros, en combinación con antisépticos. Pasando diferente limas, cada vez de mayor diámetro se consigue limpiar el interior del diente, y preparar los canales de la raíz para su posterior sellado con un material específico denominado “gutapercha” en combinación un cemento. Esta última sería la cuarta fase o de sellado definitivo.

    La circulación sanguínea en el interior del diente es necesaria para mantener la hidratación del mismo y su elasticidad. Si se realiza una endodoncia en un diente, su deshidratación lo hace más quebradizo, y esa es la razón de que muchos dientes endodonciados, con el paso de los años, se fracturen y haya que extraerlos. Para evitar esto, se recomienda, en la mayoría de los casos y por prescripción del profesional, la colocación en el diente de una corona de porcelana, para proporcionar más consistencia al diente y evitar su fractura a largo plazo.
    Tipos de endodoncias
    Las endodoncias se clasifican en función del diente y número de conductos:
    -Endodoncias unirradiculares: se realizan en dientes con una sola raíz.
    -Endodoncias birradiculares: se realizan en dientes de 2 raíces.
    -Endodoncias multirradiculares: se realizan en dientes de 3 ó más raíces.
    Tiempos de tratamiento
    Por lo general, el tiempo en el que se realiza un tratamiento de endodoncia es de entre 30 y 120 minutos, en función de la complejidad de la anatomía del diente. Los dientes con múltiples raíces o raíces estrechas o muy curvas, requieren una mayor tiempo de tratamiento. La endodoncia es un tratamiento que se suele realizar en una sola sesión clínica, a excepción de dientes con focos de infección activos, en los que es preciso realizar en primer lugar una sesión para eliminar la infección aguda o absceso (fases 1ª, 2ª y 3ª), y una vez controlada se procede a la terminación (fase 4ª).
    01 02 03
    01. Campo de aislamiento.
    02. Fase inicial de la endodoncia.
    03. Endodoncia finalizada y sellada.